SaaS. Qué es y Tendencias

Imagen Tendencias SaaS
Índice de contenidos

El mercado global de software como servicio (SaaS) tiene un valor de $ 257 mil millones en 2020 y se espera que crezca más del 40% a aproximadamente $ 362 mil millones para 2022.

El software SaaS se está imponiendo porque los usuarios y las empresas pueden elegir entre una amplia gama de software disponible, y las soluciones ricas en funciones son accesibles desde cualquier lugar. El software SaaS se implementa rápidamente, se beneficia de actualizaciones y mejoras continuas, es fácil de escalar y tiene costos predecibles. Explicamos qué es SaaS y echamos un vistazo a algunas tendencias en la industria de SaaS.

Imagen Tendencias SaaS

¿Qué es SaaS?

SaaS es un modelo de entrega de software a los usuarios bajo demanda. Los proveedores almacenan su software en la nube y los usuarios acceden a él a través de Internet.

Las aplicaciones SaaS usan el modelo de suscripción. La facturación suele ser mensual o anual. El acceso se otorga a los usuarios mediante usuario y contraseña y normalmente a través de un navegador web. No hay necesidad de descargar y ejecutar software complicado. ¿Qué supone para el usuario? No necesitan costosos equipos informáticos o personal de TI dedicado para mantenerlo. Al estar alojado en la nube, el proveedor actualiza y mantiene el software desde un segundo plano, sin necesidad de interrumpir la actividad del usuario durante el proceso de actualización.

¿Qué es una aplicación SaaS?

Los usos de SaaS parecen infinitos. Cualquier desarrollo de software puede dar servicio como un modelo SaaS. Quizás las más conocidas son las soluciones de software de productividad, colaboración y gestión de proyectos, como Slack o Teams, Jira y Confluence y el software de videoconferencia, como Zoom.

También hay otras aplicaciones funcionales para la gestión de las relaciones con los clientes (CRM), recursos humanos (HR) y la automatización del marketing (como el email marketing). La creación de documentos, como Google y Office 365, y las aplicaciones para compartir y almacenar archivos, como Dropbox, son muy populares y funcionan bien cuando se ofrecen en un modelo SaaS.

Muchas aplicaciones se ofrecen de forma gratuita o a bajo costo, pero el modelo de entrega SaaS es adecuado para todo tipo de software, incluso los sistemas más complejos. Los sistemas comerciales completos y los paquetes de contabilidad o los software de gestión empresarial, como NetSuite ERP, también se pueden entregar a través de un modelo SaaS.

Lo que antes se consideraba un futurible se ha convertido en la tendencia principal tanto para los consumidores como para las empresas. Pero, ¿hacia dónde se dirige SaaS en el futuro?, ¿qué tendencias podemos esperar?

El trabajo híbrido impulsa el crecimiento continuo.

El ritmo de adopción de soluciones SaaS se ha acelerado después de la pandemia de COVID-19. Se han dado cuenta de lo fácil que es usar herramientas SaaS y se han convencido de su eficacia después de ver cómo las empresas que ya utilizaban productos SaaS pudieron adaptarse rápidamente a nuevos modelos de trabajo.

El trabajo remoto ha creado una gran demanda de productos que faciliten la colaboración y el acceso a datos e información previamente centralizados e imposibles de acceder si no era desde las propias instalaciones. Por ejemplo, las empresas con sistemas contables y financieros en servidores locales tienen dificultades para garantizar un fácil acceso para sus empleados. Las soluciones basadas en la nube no requieren que cada usuario instale o mantenga un software, lo que permite a los empleados trabajar desde casa. En su lugar, el software SaaS se suministra de forma descentralizada y, por lo general, requiere poca formación o soporte.

Muchas empresas están apreciando los beneficios de mantener menos espacio de oficina y permitir modelos de trabajo híbridos o en remoto. A medida que muchas empresas pasen al trabajo híbrido como norma una vez que termine la pandemia, necesitarán aún más software SaaS para facilitar eso, como se ve en la adopción generalizada de herramientas como Zoom.

Los beneficios de tener un modelo empresarial de ingresos recurrentes para los proveedores de SaaS son claros, y las empresas están aprovechando cada vez más esta opción altamente lucrativa al mover sus productos al modelo de suscripción.

Desarrollo de APIs SaaS

A medida que aumentaba el uso de soluciones SaaS empresariales, se incrementa la necesidad de integrarlas con los sistemas existentes en la empresa. Por ejemplo, cuando un nuevo cliente se registra en su lista de correo, puede automatizar esa lista e importar los datos directamente a su CRM. Para hacerlo, es necesario el acceso una API (interfaz de programación de aplicaciones) del proveedor de software.

A raiz de esta necesidad han surgido empresaas auxiliares, como Zapier para proporcionar este tipo de conectividad, pero las ofertas de API de terceros pueden ser un diferenciador clave para los proveedores de SaaS. Las empresas que innovan al abrir sus API para que las usen sus clientes brindan mejores servicios de integración.

Crecimiento impulsado por el producto

El entorno SaaS se enfrenta a una competencia cada vez mayor, con muchos nuevos participantes que ofrecen soluciones iguales o similares. Esto hace que el liderazgo de una empresa sea aún más vulnerable. Zoom, por ejemplo, superó rápidamente a Skype para ocupar el primer lugar en la industria de las videoconferencias durante la pandemia.

Para evitar la fuga de clientes a la competencia y seguir creciendo a través de la adquisición de nuevos clientes, los proveedores SaaS deben centrarse más en cómo sus productos satisfacen las necesidades de sus clientes. Brindar una excelente experiencia al cliente es la clave del éxito futuro. Las empresas SaaS deben emplearse a fondo en la mejora constante del producto para atraer y retener clientes.

El crecimiento impulsado por el producto es el modelo utilizado por las empresas de software centradas en el usuario final. Inicialmente, sólo un usuario dentro de la empresa utilizará el producto. Si lo que ofrece satisface sus necesidades y expectativas, contagiará  al resto del equipo, llegando a transformar toda la empresa. A largo plazo, la retención de estos clientes depende de que sus productos sigan satisfaciendo sus necesidades.

Siguiendo con el ejemplo anterior, está claro que Skype ha perdido el rumbo y no puede competir. Comenzó a ofrecer funcionalidad que los usuarios no necesitaban y, en cambio, olvidó trabajar en el corazón de la aplicación: videollamadas fiables y de alta calidad. Zoom llenó ese vacío, y la pandemia se convirtió en un catalizador para un crecimiento masivo. De repente, las personas necesitaban un producto en el que pudieran confiar y las recomendaciones de amigos hicieron el resto.

Centrarse en las necesidades del cliente permite a las empresas desarrollar productos que satisfagan las demandas de los usuarios. No es suficiente que un producto se vea bien y funcione bien. Para lograr el crecimiento, el software debe resolver los problemas de los clientes. De esta forma el producto será bien recibido por quienes lo utilizan y no tendrá que ser «vendido» a la gerencia o a la junta directiva.

NetSuite ofrece un conjunto completo de soluciones de gestión empresarial SaaS para ERP, CRM, operaciones globales, comercio electrónico y más. Si desea aprovechar las tendencias de la industria de SaaS y los próximos desarrollos del mercado, le ofrecemos una consulta comercial o un presupuesto gratuitos. Reserve una cita sin compromiso ahora o contáctenos hoy.

imagen-newsletter-registro

Artículos relacionados

¡Ahora somos NoBlue2!

Hemos crecido y evolucionado, pero nuestra esencia permanece inalterada.
¡Descubre más sobre nuestra transformación y emocionantes novedades!

Llámenos al

España

También puede visitar nuestra página de contacto para contactar con cualquiera de nuestras sedes.

Reserve una cita con nosotros

para una demo, un presupuesto o simplemente un análisis de si NetSuite puede ser la herramienta adecuada para su negocio.

Contáctenos

Envíenos sus dudas, comentarios, preguntas o solicite presupuesto.