NoBlue Spain, Gustavo Fernández Balbuena, 11 2D, 28002 – Madrid
914 347 576

6 Tendencias en 2018 para los decisores de Empresa y de Tecnología.

#

(Basado en un artículo de Paul Farrell, Oracle NetSuite Vice President of Product Marketing)

Tanto para los negocios como para los profesionales de TI, 2018 trae consigo la necesidad de tomar decisiones tecnológicas ya maduradas. A medida que las tecnologías transformativas, como la Gestión de Relaciones con Clientes (CRM), la Planificación de Recursos Empresariales (ERP) y la Inteligencia de Negocios (BI) alcanzan la madurez, debemos tener en cuenta las tecnologías emergentes. Con cada vez más presión para mantenerse al día, los próximos 12 meses pueden marcar una gran diferencia para la fortuna de las empresas en el futuro.

 6 tendencias tecnológicas que no debemos ignorar este 2018

1. La tecnología centrada en la experiencia de cliente (CX) sube posiciones respecto al CRM.

A medida que el CRM alcanza su madurez, los responsables de negocio y de IT se están dando cuenta de que es necesario hacer un planteamiento más holístico de la Experiencia de Cliente (CX). Las empresas necesitan adoptar la tecnología que les permita, no solo gestionar los clientes, sino proporcionarles un comercio omnicanal. Las empresas necesitan tener realmente una visión 360 de sus clientes, más allá de anotar las llamadas y asignarles la etiqueta de lead, oportunidad y gestionar los presupuestos. Los clientes necesitan soluciones que les faciliten el día a día y las empresas necesitan poder gestionar a sus clientes a través de todos los canales: fuerza de ventas, establecimientos, comercio B2B, B2C, EDI, social y más.

2. La inteligencia artificial/machine learning serán imprescindibles en la estrategia IT

AI/ML han sido temas explotados hasta la saciedad en múltiples publicaciones, pero debemos pasar del campo teórico al práctico. Aquéllos que estén diseñando estrategias a medio y corto plazo, no pueden ignorarlas, ni de cara al negocio y a la hora de escoger la plataforma que la sustente, que permita la personalización y esté siempre disponible.

Hoy día, eso significa una plataforma abierta, en la nube que permite a la empresa sacar partido y actuar sobre los conocimientos proporcionados por AI / ML. La inteligencia artificial identificará nuevos patrones y oportunidades, y las empresas deben ser capaces de adaptar -y rápido- sus flujos de trabajo para adecuarse a ellas. Una plataforma en la nube no sólo tiene que ser abierta, sino fácilmente customizable. Sin la flexibilidad que este tipo de plataformas puede dar, las empresas no podrán aprovechar el valor añadido de la inteligencia artificial. Es necesario adelantarse y estar preparadas para no quedarse atrás cuando llegue el momento de usar la IA.

inteligencia-artificial-robot3. Hay que aportar ideas proactivas e inteligentes basadas en datos

El Big Data tiene cada día más relevancia, y cada vez disponemos de más datos. El problema es qué hacer con ellos. Muchas empresas están sufriendo de “infoxicación”, se están ahogando en datos y finalmente tiran la toalla. De hecho, se calcula que sólo se utiliza 1/3 de los datos. Peor aún, incluso es menor el ratio de empresas que son capaces de traducir esos datos en tendencias, conclusiones y analíticas que aporten valor al negocio de forma medible. Es necesario que los encargados de tomar decisiones puedan basarlas en datos fiables y correctamente tratados, de modo que sean capaces de hacer predicciones y permitan decisiones más inteligentes. En lugar de analizar el pasado, las empresas deben poder adelantar el futuro. Por ejemplo, cuando se ofrece un descuento, el vendedor debe conocer el verdadero impacto en la rentabilidad. ¿Cuántas órdenes de cambio, devoluciones, pagos atrasados, etc. tiene el cliente generalmente para este tipo de pedido? En lugar de descubrir a final de mes que el beneficio real de ese cliente es cero sería mucho mejor para el vendedor saber de antemano que no se debe aplicar ningún descuento, y por qué.

Los sistemas de Business Intelligence basados en almacenes de datos ligados a un sistema transaccional ya están obsoletos. El conocimiento debe alimentarse directamente del sistema central. A medida que las diferentes unidades de negocio y los empleados carguen más datos, los responsables de la toma de decisiones tendrán una visión mucho más integral de sus empresas y que nunca antes han tenido en sus manos. Los proveedores de servicios en la nube verán estas redes de transacciones y operaciones en constante expansión en todas las industrias, de modo que puedan proporcionar información rica y detallada a sus clientes dentro de un contexto para usar la inteligencia en el momento justo.

4. Toda la tecnología debe ser global

La economía global no es nada nuevo, pero ahora empresas de todos los tamaños pueden explotar su capacidad y oportunidad global. Estamos en una etapa en la que el mundo es realmente más pequeño y las empresas deben poder aprovecharlo rápidamente. Hoy día muchas empresas modernas tienen deslocalizados los recursos, empleados y productos; en muchos casos, ni siquiera están en el mismo país. Ser capaz de aprovechar los recursos en el exterior, ya sea por su talento, proveedores, fabricación o productos, es vital. Los empleados deben poder ver y optimizar los recursos en todo el mundo tan fácilmente como podrían si estuvieran en el mismo sitio, ciudad, estado o país. Al mismo tiempo, deberían poder gestionar sin sobrecarga de trabajo, costes y sin pérdida de oportunidad, diferentes entidades, monedas, legislaciones, idiomas, etc.

Junto con la oportunidad surgen nuevos desafíos, y no solo de crecimiento. Por ejemplo, este año entrarán en vigor legislaciones más complejas, como el RGPD. Las empresas de todos los tamaños deben preocuparse por la competencia internacional, pero aquellos que realmente desean operar internacionalmente necesitan sistemas que puedan gestionar y replicar el negocio a escala global. Las organizaciones multinacionales necesitan la nube para mantener sus operaciones consistentes en diferentes monedas, idiomas y regulaciones. El cumplimiento normativo es una preocupación importante, a medida que las regulaciones evolucionan en todo el mundo. Según IAAP and EY, las compañías que forman parte del Fortune’s Global 500 gastarán aproximadamente $7.8 billones para asegurar que cumplan con el Reglamento General de Protección de Datos de la UE. Es vital que las empresas implementen sistemas que puedan gestionar operaciones globales tan fácilmente como locales.

5. Las nuevas tecnologías se consumirán en semanas, no años

La forma tradicional de adoptar tecnología, con planes de proyectos largos y complicados, demoras de meses a años y una capacitación y gestión del cambio prolongados ya no satisfacen las necesidades del negocio moderno. Con el ritmo actual de cambio, las personas deben poder tomar decisiones e implantar nuevas tecnologías de forma ágil y fácil. Dos o tres años puede suponer la diferencia entre el éxito o el estancamiento e incluso fracaso de un negocio. Eso significa que el software empresarial debe estar listo y ser adecuado para su objetivo de forma inmediata y que pueda modificarse y personalizarse para el usuario, la división, y la empresa de forma rápida y sin que las actualizaciones o nuevas versiones del software supongan un obstáculo para el negocio. Las empresas modernas también deben basar la elección en soluciones con ecosistemas extensos de socios-distribuidores certificados y con experiencia que puedan incorporar, de forma inmediata, funcionalidades de valor añadido que permitan aprovechar esas nuevas oportunidades.

6. Todas las soluciones tecnológicas deberían ser en la Nube

A medida que las tecnologías como IoT, blockchain o AI se vuelven más comunes, es fundamental incorporarlas en la planificación tecnológica actual y futura. Sin embargo, sin una base estable en la nube, será muy difícil implementar estas nuevas capacidades de vanguardia. Estas tecnologías requieren un sistema que: esté disponible 24/7, los 365 días del año; que sea fácil de cambiar; fácil de integrar; fácil de consumir; fácil de usar; con un ecosistema extenso; accesible en cualquier dispositivo, en cualquier momento y lugar; siempre disponiendo de la última versión. Finalmente, debe ser capaz de escalar con las necesidades, desde una organización emergente a una empresa global sin necesidad de largas y costosas reinstalaciones. En 2018, las empresas se están dando cuenta de que la única tecnología que cumple todos estos requisitos es la basada en la nube, que es a la vez segura, moderna, flexible y probada.

Exprime todo el potencial de tus datos, impulsa tu negocio. Podemos asesorarte sin compromiso para que 2018 sea el año en que tu empresa despega. Contacta con nosotros y te mostraremos el valor añadido que NetSuite puede aportarte. NoBlue es Partner 5 Estrellas Oracle NetSuite y tiene 16 años de experiencia en implantación de software de gestión empresarial. Consultores y desarrolladores certificados y clientes en España, Portugal y Reino Unido nos avalan.


suscribete-newsletter-noblue

Port Relacionados

Leave a comment